top of page

Si un equipo es mucho más que once futbolistas y una idea común, entonces el concepto de un gran equipo trasciende las barreras del éxito. Armar un seleccionado competitivo suele ser una tarea más esforzada, por múltiples razones. Especialmente porque, a diferencia de los clubes, que se encuentran en permanente competencia, los seleccionados se preparan para ocasiones tan esperadas como esporádicas. Si un equipo es una promesa de valor, la conversión del talento en una expresión colectiva, un seleccionado es la posibilidad de otorgar un pasaje amplio y general hacia cierta felicidad nacional. De eso se trata este libro: el primer repaso a fondo de los más grandes conjuntos que animaron la historia de los Mundiales, desde la pri